Menú Principal

Modelo de vigilancia

El fenómeno de transición epidemiológica observado en las últimas décadas ha implicado un aumento sostenido de la carga por enfermedades no transmisibles (ENT), catalogado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una pandemia.

Siguiendo la tendencia mundial, Chile ha experimentado un aumento de la morbimortalidad por enfermedades no transmisibles, tanto crónicas como agudas. Dentro de las enfermedades crónicas, las cardiovasculares y el cáncer son la primera causa de muerte en el país; en tanto que las agudas, representadas por traumatismos y envenenamientos, producen un elevado número de muertes y discapacidad en jóvenes.

Esta situación implica el desarrollo de herramientas que permitan conocer de una mejor manera el estado de la salud de los chilenos. Es por ello que, en la actualidad, el Ministerio de Salud ha implementado una vigilancia enfocada a los siguientes grupos de problemas de salud:

  • Enfermedades crónicas no transmisibles
  • Enfermedades agudas no transmisibles
  • Eventos especiales
  • Grupos vulnerables: por ejemplo, trabajadores y trabajadoras, niños y adultos mayores

Las modalidades de vigilancia para los problemas de salud incluyen la vigilancia universal, la vigilancia centinela, el desarrollo de registros, elaboración de encuestas y estudios específicos, entre otros.

—-

Para avanzar en la vigilancia de enfermedades no transmisibles, a contar del año 2006 el Departamento de Epidemiología de la División de Planificación Sanitaria definió en su estructura un área de vigilancia de enfermedades no trasmisibles y sus factores de riesgo dentro de la Unidad de Estudios, con el fin de fortalecer el desarrollo de este tema.

Considerando lo anteriormente expuesto, la Unidad definió la necesidad de desarrollar un Modelo de Vigilancia en Salud Pública para las ENT y sus factores de riesgo que integre las áreas desarrolladas y las nuevas iniciativas, para así contar con información para la toma de decisiones tanto en salud pública como en el área clínica y de gestión de las redes asistenciales.

Metodología de la Vigilancia

Considerando las características de las enfermedades no transmisibles agudas y crónicas definidas con anterioridad, la vigilancia de estas patologías se realizará utilizando las etapas de la “Historia Natural de la Enfermedad”, que corresponde a la evolución de la enfermedad desde su inicio hasta su resolución, sin ninguna intervención que altere su gravedad, duración o impacto. Esta vigilancia utilizará dicho enfoque aun cuando haya existido una intervención clínica o sanitaria, incorporando el enfoque DSS de la OMS a través de la inclusión de información sobre variables sociodemográficas en todas las etapas del problema de salud a vigilar, tales como nivel educacional, posición socioeconómica, zona geográfica (urbano-rural), entre otras.

Diapositiva2

Las etapas consideradas son:

  • Exposición a factores de riesgo, ésta incluye la exposición a los factores de riesgo, los que corresponden a un atributo, característica o exposición de un individuo que incrementa su probabilidad de desarrollar un daño o enfermedad. En el contexto de la salud pública su medición sirve para describir la distribución poblacional de una enfermedad en el futuro, y no para predecir la salud de un individuo.
  • Pre patológica o preclínica, donde el individuo está asintomático, pero es posible detectar cambios patológicos asociados a una enfermedad.
  • Patológica o clínica, donde es posible diagnosticar la enfermedad, teniendo o no síntomas.
  • Desenlace, donde puede haber curación, secuelas o incluso muerte.

 

De este modo la VENT permitirá conocer en qué etapa del problema de salud se está impactando con las políticas públicas desarrolladas, colaborando con la evaluación de la pertinencia de los programas de salud ya establecidos, así como con la identificación de nuevas necesidades a resolver en cada hito. Así, la VENT permite priorizar los problemas de salud más relevantes, delinear las acciones preventivas o curativas correspondientes e identificar nuevos problemas de salud a investigar.

DESCARGUE LA NORMA 123 DE VIGILANCIA DE ENFERMEDADES NO TRANSMISIBLES Y SUS FACTORES DE RIESGO AQUÍ.