Menú Principal

Varicela

La varicela es una enfermedad con manifestaciones eruptivas en la piel (vesículas), producida por el virus varicela-zoster. Su importancia en salud pública radica en su alta contagiosidad y que es especialmente grave en el recién nacido (RN), cuya madre ha presentado varicela entre 5 días antes a 2 días después del parto. En estos casos, el RN presenta una enfermedad multivisceral grave que puede llegar a un 30% de letalidad.

Su presentación es endémica, con ciclos epidémicos de 3-4 años y está ampliamente distribuida en el mundo. Se estima que más del 90% de la población ha tenido la enfermedad antes de los 15 años, con una máxima incidencia entre los 2 y 8 años de edad.

El período de incubación es de 12 a 20 días y el ser humano es el único reservorio y fuente de infección. El principal mecanismo de transmisión es por vía aérea, mediante secreciones respiratorias de una persona infectada a otra, cuyo período de mayor contagiosidad es de 1 o 2 días antes de que la erupción aparezca, y hasta 5 días después de la aparición de las vesículas. Otra vía, es por contacto directo con la erupción de la varicela antes de formarse la costra, ya que el líquido de las vesículas contiene altas concentraciones del virus.

En Chile, se implementó la vigilancia centinela de varicela en el segundo semestre de 2006, es así que actualmente cuenta con 21 centros notificadores que representa el 5% de la población del país. El objetivo de la vigilancia es conocer la magnitud de la enfermedad y detectar oportunamente brotes que permitan implementar medidas de control.

 


 

Referencias
APHA – OPS. El control de las enfermedades transmisibles. Publicación Científica y Técnica Nº635 (2011). David L. Heymann (Editor), XIX Edición.
Circular B51/Nº 16 del 28 de abril de 2006: Sistema de Vigilancia Centinela de Varicela.