Menú Principal

Tuberculosis

Vigilancia

La tuberculosis es una enfermedad de notificación obligatoria diaria, con una modalidad de vigilancia universal. Esto significa que debe notificarse la tuberculosis en todas sus formas y localizaciones a través del “Boletín de Declaración de Enfermedades de Notificación Obligatoria” ENO. Es obligación de todos los médicos que atiendan enfermos en los establecimientos asistenciales, sean públicos o privados notificar la tuberculosis. Se notificarán los casos de tuberculosis en todas sus formas y localizaciones que se consideren activos y en los cuales se haya decidido iniciar un tratamiento específico, incluyendo los casos sin confirmación bacteriológica. Se notificarán tanto los casos nuevos de tuberculosis como las recaídas.

No se notificarán los pacientes con “sospecha” de tuberculosis, los casos de fracasos de tratamiento, los abandonos reingresados, la tuberculosis latente (infección por M. tuberculosis sin enfermedad activa) y los enfermos trasladados desde otros establecimientos. Tampoco se notificaran pacientes afectados por micobacterias atípicas.

 Vigilancia específica

 La vigilancia específica de la tuberculosis la realizan los equipos técnicos de tuberculosis (ETT) de los Servicios de Salud a través del Registro Nacional Electrónico de Tuberculosis, que se construye en base al cruce de información de las siguientes fuentes:

 – Casos notificados: el encargado de la unidad de tuberculosis de la SEREMI de Salud debe enviar mensualmente la planilla oficial con los casos notificados en el mes al Servicio de Salud correspondiente.

 – Casos diagnosticados en el laboratorio: el encargado del laboratorio en el nivel intermedio de cada Servicio de Salud debe enviar mensualmente la planilla oficial con la información de toda su red a la enfermera del ETT.

 – Casos de Tuberculosis en Tratamientos: los establecimientos del nivel local deben enviar mensualmente la planilla oficial de los pacientes que están en tratamiento en su establecimiento a la enfermera del ETT.

Para la realización de la vigilancia epidemiológica específica, la enfermera del ETT del Servicio de Salud debe cruzar la información de las tres fuentes señaladas a través de la plataforma electrónica para confeccionar una sola lista de casos, los cuales deben estar notificados, presentes en el informe mensual de un establecimiento del nivel local de la red y registrados en el laboratorio como caso positivo en caso de ser confirmados por bacteriología. Esta información debe estar disponible y actualizada mensualmente.

Referencias:
1. Programa Nacional de Control y Eliminación de la Tuberculosis. Manual de Organización y Procedimientos del PROCET. Ministerio de Salud. 2015.

Actualizado el 29 de enero de 2016.