Menú Principal

Tétanos

Prevención y control

Las medidas de prevención para evitar el tétanos para toda la población son:

  • Vacunar a los niños contra el tétanos de acuerdo al calendario de vacunación disponible en: http://web.minsal.cl/minsal-realiza-cambios-a-calendario-de-vacunas-2016/
  • Si presenta algunos síntomas como: rigidez muscular progresiva y espasmos convulsivos de los músculos esqueléticos acuda a un centro asistencial o llame a Salud Responde al 600 360 7777.

A los epidemiólogos y profesionales de la salud se recomienda como medidas de control y prevención para el tétanos realizar las siguientes actividades:

  • Recordar a la red de vigilancia (establecimientos públicos y privados), la obligatoriedad de la notificación a la SEREMI de Salud respectiva, ante la sospecha de un caso de tétanos.
  • Aplicar las medidas de control descritas en la Circular B51/25 del 07 de julio 2010, “Circular de vigilancia epidemiológica de tétanos y tétanos neonatal” (disponible en: http://epi.minsal.cl/wp-content/uploads/2016/04/Circular-2010.pdf)
  • Sospechar de tétanos frente a casos que cumplan con el diagnóstico clínico, en particular cuando las personas no están vacunadas o tienen antecedentes de esquemas de vacunación inadecuados, siendo la clínica y la experiencia fundamentales para la sospecha y el diagnóstico de tétanos.
  • Realizar estrategias de vacunación preventiva de acuerdo a la normativa establecida, en caso de heridas en los adultos.
  • Educar a la población con mayor riesgo de enfermar (trabajadores agrícolas o de ganadería, personas que habitan zonas rurales, posterior a mordeduras de animales o humanas, personas que se hayan realizado procedimientos invasivos con instrumental contaminado), sobre la necesidad de completar los esquemas de vacunación con toxoide tetánico; riesgos de las heridas punzantes y sobre la necesidad de recibir vacunación preventiva después de una lesión.
  • Educar a las madres, los familiares y otras personas involucradas en el cuidado del recién nacido, acerca de las prácticas de asepsia estricta del muñón umbilical, reforzando que no se deben aplicar objetos como: monedas, estiércol u otras sustancias contaminadas.
  • Vacunar, en casos excepcionales, a aquellas embarazadas que la autoridad sanitaria considere en situación de riesgo, ya que los hijos de las mujeres previamente vacunadas contra el tétanos están a salvo de la enfermedad durante los primeros meses de vida.

Actualizado el 5 de julio de 2016.