Menú Principal

Sarampión

Sarampion para el clinico Acciones epidemiológicas y triage

El sarampión es una enfermedad viral, aguda, altamente contagiosa . Los síntomas iniciales son fiebre, conjuntivitis, coriza, tos y pequeñas manchas blanquecinas en la mucosa interna de la mejilla (“manchas de köplik”). Entre el 3º y 7º día aparece el exantema característico, con manchas que se inician en la cara y luego se generalizan al resto del cuerpo (ver fotografía).

El continente americano consiguió interrumpir la transmisión endémica del sarampión en el año 2002 y la de la rubéola en el año 2009. Estos logros, han permitido certificar la eliminación de estas enfermedades en América, por lo que en mayo de 2015, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) certificó la eliminación de la rubeola y del síndrome rubeola congénita (SRC). Link Sin embargo, el riesgo de reintroducción de estos virus a América es alto, comprometiendo los logros alcanzados por los países a la fecha, y está dado por viajeros que no han tenido la enfermedad o no se han inmunizados (susceptibles) y la aglomeración de personas, propia de los eventos internacionales (deportivos, artísticos, etc.).

En el año 2014, la OPS debió declarar la reintroducción del virus del sarampión en 2 estados de Brasil, puesto que el virus circuló por más de un año (inicio en 2013), sin embargo próximamente se declarará nuevamente su interrupción.

Al igual que otros países del continente, Chile logró controlar en dos meses el brote de sarampión asociado a importación (casos reportados entre mayo y julio), que ascendió a 9 casos confirmados y que no se extendió más allá de la región Metropolitana (Genotipo viral H1).

Para mantener la meta de eliminación, Chile cuenta con un Plan de Acción centrado en mejorar las coberturas de vacunación y mantener una vigilancia de alta calidad, con equipos preparados para responder frente a la amenaza permanente de importaciones. Además, se continúan realizando proyectos colaborativos con la OPS y la Sociedad Chilena de Infectología, lo que ha permitido reforzar la vigilancia en todo el país y desarrollar cursos e-larning para capacitar a los médicos.

A fines del 2014 se realizó una nueva campaña de vacunación de seguimiento contra sarampión y rubéola en niños entre 1 y 5 años, para que cuenten con una dosis extra de vacuna, y, de esa forma, asegurar su protección contra estas enfermedades, alcanzando una cobertura de un 82,3%, según el informe del 17/12/2015 (Fuente Programa Nacional de Inmunizaciones- MINSAL).

En Chile, el sistema de vigilancia de sarampión está actualmente integrado a la rubeola, los casos son de notificación obligatoria, universal e inmediata (DS Nº158/2004). Se justifica porque la meta de eliminación de sarampión y rubéola está sujeta a programas y convenios internacionales. Es por ello que se requiere mantener la eliminación de estas enfermedades en Chile y, junto con ello, los logros alcanzados a la fecha en América. Por otro lado, los actuales objetivos que persigue la vigilancia son pesquisar oportunamente casos importados de sarampión y de esa forma, limitar los brotes asociados a importación.


 

Referencias
APHA – OPS. El control de las enfermedades transmisibles. Publicación Científica y Técnica Nº635 (2011). David L. Heymann (Editor), XIX Edición.
OPS. Guía práctica: Eliminación del Sarampión, 2ª. Edición; Publicación Científica y Técnica N° 605; 2007.
Circular B51/27 del 23/07/2010. Actualización enfermedades eliminadas de América: Vigilancia Integrada Sarampión (B05) y Rubéola (B06).
Basic Reproductive Rate (Ro) [Internet]. (Consulta el 30 de agosto de 2015). Disponible: http://practice.sph.umich.edu/micphp/epicentral/basic_reproduc_rate.php