Menú Principal

Listeriosis

Listeriosis es una infección causada por la bacteria Listeria monocytogenes, patógeno ubicuo que se transmite principalmente al consumir alimentos contaminados, especialmente los llamados “listos para el consumo”, definidos como aquellos que no requieren tratamiento térmico previo a su ingesta. También puede ser adquirida por exposición ocupacional por veterinarios o personas en contacto cercano con animales (1).

Si bien puede afectar a cualquier persona, generalmente con cuadros leves e incluso en forma asintomática, en los grupos de mayor riesgo de infección como recién nacidos, mayores de 60 años, personas inmunodeprimidas, embarazadas y adultos con enfermedades crónicas (diabetes mellitus, daño hepático crónico, entre otras), puede causar enfermedad severa como sepsis, meningitis o meningoencefalitis y en las gestantes, parto prematuro o infección fetal (1,2).

La vigilancia de listeriosis se justifica porque:

  • Es una enfermedad que se puede prevenir.
  • Se presenta con síndromes clínicos graves y muerte.
  • Tiene elevados costos asociados a la hospitalización.
  • Repercusión nacional e internacional, debido a la pérdida de alimentos contaminados con L. monocytogenes que son retirados de los mercados.
  • El objetivo de esta vigilancia es conocer y describir el patrón de presentación de esta enfermedad en el país; detectar precozmente brotes y poder así orientar las acciones necesarias para su control y prevención.


     

    Referencias
    1. Ministerio de Salud de Chile. Circular B21/Nº05 “Instruye a los profesionales de la salud sobre listeriosis y recomendaciones generales de prevención dirigidas a la población general”.
    2. Listeriosis. En: Heymann, D. (Editor). El control de las enfermedades transmisibles. Decimonovena edición. Washington: Organización Panamericana de la Salud, 2008, p. 477-482.