Menú Principal

Hepatitis viral C

La hepatitis C es una enfermedad causada por un virus ARN, siendo frecuentemente de curso asintomático, por lo cual, la mayoría de los individuos desarrollan la forma crónica de la enfermedad.

El virus se transmite principalmente por vía parenteral, siendo uno de sus principales factores de riesgo la exposición a productos derivados de la sangre, otros son: el uso de drogas inyectables, la exposición a procedimientos médicos (inyecciones, diálisis y otros.) y en una proporción menor las relaciones sexuales no protegidas y los tatuajes. En nuestro país el factor de riesgo más frecuente es el antecedente de transfusión de productos sanguíneos, situación que significaba un grave problema de salud pública hasta antes de la adopción del tamizaje obligatorio en bancos de sangre en Chile (1 enero, 1996)1.

Es una enfermedad de alto impacto social y económico debido principalmente a las complicaciones que puede generar:  el virus de la hepatitis C es responsable del 27% de los casos de cirrosis hepática y del 25% de los casos de carcinoma hepatocelular en el mundo. Se estima que existen 180 millones de personas en el mundo infectadas con el virus de la hepatitis C, que representan aproximadamente el 3% de la población mundial, de estos unos 130 millones son portadores crónicos con riesgo de desarrollar cirrosis y/o cáncer.2,3

En Chile, la hepatitis C es considerada de baja endemicidad. Según la Encuesta Nacional de Salud 2009-20104 la prevalencia de VHC fue de 0,01% (IC 95%:0,00-0,04).

La vigilancia de la hepatitis C se justifica porque:

  • Es una enfermedad que se puede prevenir.
  • Posee una carga de enfermedad importante, disminución de la calidad de vida y muerte.
  • Presenta elevados costos asociados a la atención clínica.
  • Permite evaluar el impacto de las medidas de prevención y control.

 

La Vigilancia epidemiológica de la hepatitis C tiene como objetivo conocer el comportamiento de esta infección en la población, que permita fortalecer y fundamentar el proceso de toma de decisiones sobre la implementación de estrategias pertinentes de prevención y control.

 

 

 

 


 

Referencias

(1) Ministerio de Salud. Guía Clínica Manejo de la infección por virus de hepatitis C. Stgo, 2010.

(2) Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC). Protección contra las infecciones que provocan cáncer, Campaña Mundial contra el Cáncer 2010; 13.

(3) Perz JF, Armstrong GL, Farrington LA, Hutin YJ, Bell BP. The contributions of hepatitis B virus and hepatitis C virus infections to cirrhosis and primary liver cancer worldwide. J Hepatol 2006;45:529-538.

(4) Ministerio de Salud. Encuesta Nacional de Salud (ENS) Chile 2009-2010.

 

Actualizado el 07/07/2016.

Encargado de la vigilancia: Karen Cáceres Burton (karen.caceres@minsal.cl).