Menú Principal

Gonorrea

La gonorrea, también conocida como blenorragia, es producida por la bacteria Neisseria gonorrhoeae. Esta, es capaz de infectar diferentes tipos de mucosas, de preferencia la uretra en el hombre y el cuello uterino en la mujer. Pudiendo además encontrarse en el recto, conjuntiva, faringe y en la vulva y vagina de la mujer, dependiendo de las prácticas sexuales1. Su principal forma de transmisión es por relaciones sexuales no protegidas y ocasionalmente a través del conducto del parto afectando la conjuntiva ocular de los recién nacidos2.

En general, esta infección produce mayor sintomatología en hombres, lo que permite la consulta y tratamiento oportuno, en cambio, en las mujeres las manifestaciones son mayoritariamente asintomáticas, lo que retarda la consulta hasta que se producen complicaciones.

La vigilancia de gonorrea se justifica porque:

  • Es una enfermedad que se puede prevenir.
  • Neisseria gonorrhoeae se encuentra sujeta a vigilancia de resistencia antimicrobiana
  • Afecta en mayor proporción a una población económicamente activa.
  • Permite evaluar el impacto de las medidas de prevención y control.

 

La Vigilancia epidemiológica de la gonorrea, tiene como objetivo conocer la incidencia, tendencia y características en la población general y grupos específicos con el fin de implementar estrategias pertinentes de prevención, control y educación de la población.


Referencias

(1) Conde-González C, Uribe Salas F. Gonorrea: la perspectiva clásica y la actual. Salud pública Méx . 1997 39(6): 543-579.

(2) Ministerio de Salud de Chile. Circular B51/24 del 23/05/2013 “Vigilancia epidemiológica de sífilis y gonorrea”.

 

Actualizado el 03/05/2016.

Encargado de la vigilancia: Karen Cáceres Burton (karen.caceres@minsal.cl).