Menú Principal

Fiebre amarilla

La fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados. El término “amarilla” alude a la ictericia que presentan algunos pacientes (coloración amarilla de piel, mucosas).

Una pequeña proporción de pacientes infectados presentan síntomas graves, y aproximadamente la mitad de estos casos, fallece en un plazo de 7 a 10 días.
Un buen tratamiento de apoyo en el hospital aumenta la tasa de supervivencia. No hay tratamiento antivírico específico para la fiebre amarilla.

La fiebre amarilla puede prevenirse con una vacuna muy eficaz, y segura. Una sola dosis es suficiente para conferir inmunidad y protección de por vida, sin necesidad de dosis de recuerdo. La vacuna ofrece una inmunidad efectiva al 99% de las personas vacunadas en un plazo de 30 días.