Menú Principal

Fiebre amarilla

Vigilancia

La detección rápida de la fiebre amarilla y la respuesta inmediata con campañas de vacunación de emergencia son esenciales para controlar los brotes.

La OMS recomienda que todos los países en riesgo dispongan al menos de un laboratorio nacional en el que se puedan realizar análisis de sangre básicos para detectar la fiebre amarilla. Un caso confirmado debe considerarse como brote en una población no vacunada, y debe ser investigado exhaustivamente en cualquier contexto, y en particular en zonas donde la mayoría de la población haya sido vacunada. Los equipos de investigación deben evaluar los brotes y responder a ellos con medidas de emergencia y con planes de inmunización a más largo plazo según corresponda.

Para desarrollar una adecuada vigilancia epidemiológica de la Chikungunya, al igual que para el resto de los arbovirus de riesgo para nuestro país, se hace necesario y fundamental reunir de manera continua y sistemática la mejor información y evidencia disponible de esta enfermedad para su correspondiente análisis epidemiológico que permita aplicar y hacer uso de esta información con el propósito de ayudar en la planificación, evaluación y la mejor toma de decisiones en salud pública. Por lo tanto, la vigilancia es la base para el adecuado cuidado de la población donde mediante una serie de actividades operativas bien estructuradas y sistematizadas permitan lograr con éxito este objetivo en beneficio de la salud de las personas y su entorno donde se pueden presentar distintos grados de trasmisión relacionados a esta enfermedad en algún momento, país y lugar determinado. Su objetivo fundamentalmente apunta a eliminar la enfermedad y prevenir su establecimiento en la población.

La estrategia liderada por la OMS en conjunto con otros organismos internacionales para la eliminación de las epidemias de fiebre amarilla en el mundo (EYE), tiene tres objetivos estratégicos principales que se hace importante enunciar y tener en consideración:
1.- Proteger a las poblaciones en riesgo.
2.- Prevenir la propagación internacional de la fiebre amarilla.
3.- Contener los brotes rápidamente.

Estos objetivos se sustentan en cinco competencias necesarias para el éxito:
1.- Vacunas asequibles y disponer de una cantidad de vacunas de manera duradera.
2.- Fuerte compromiso político en los ámbitos mundial, regional y nacional.
3.- Gobernanza de alto nivel con alianzas duraderas.
4.- Sinergias con otros programas de salud y otros sectores.
5.- Investigación y desarrollo de mejores instrumentos y prácticas.

Como es posible apreciar la estrategia EYE es integral y cuenta con múltiples componentes y actores. Además de recomendar actividades de vacunación, exige crear y planificar actividades con el propósito de la preparación urbana que permita tanto la prevención como una mejor respuesta ante esta enfermedad y reforzar la aplicación del Reglamento Sanitario Internacional (2005), según corresponda.

La alianza EYE apoya a los países de África y las Américas con riesgo alto o moderado de fiebre amarilla, reforzando su vigilancia y su capacidad de laboratorio para responder a los casos y brotes de esta enfermedad. Los asociados de EYE también apoyan la ejecución y sostenibilidad de los programas de inmunización sistemática y las campañas de vacunación (preventivas, de anticipación y reactivas) según sea necesario.

En el caso de Chile, la función de la vigilancia pasa a ser la de evitar y prevenir el establecimiento de esta enfermedad, así como la de otros arbovirus, lo que hace necesario seguir reforzando y manteniendo de manera constante las estrategias de vigilancia y las medidas de control necesarias según corresponda. Entre estas acciones se encuentran las siguientes:
1.- Mantener la vigilancia epidemiológica intensificada, con refuerzo en la detección de casos febriles o exantemáticos y toma de muestra oportuna para diagnóstico de laboratorio.
2.- Notificación con georreferenciación de los casos, según corresponda, y toma de muestras para diagnóstico a todos los pacientes que presenten fiebre o exantema y/o antecedente de viaje y /o nexo epidemiológico que hagan sospechar de un caso de Fiebre amarilla u otro arbovirus.
3.- Asegurar con la notificación de febriles y/o exantemáticos según corresponda la:
a. Oportunidad en las medidas de control entomológico-ambiental (inspección de criaderos, volteo, fumigación, entrega de malla y repelentes a casos sospechosos de arbovirus, entre otras).
b. Investigaciones epidemiológicas en terreno de casos sospechosos y confirmados.
c. Aplicación de medidas de salud pública en beneficio de la población según corresponda.
4.- Revisión diaria de hojas DAU (datos y/o documento de atención de urgencia) y construcción de canal endémico de febriles según corresponda.
5.- Refuerzo de materiales de prevención (mallas mosquiteras y repelentes) según corresponda.
6.- Aplicación oportuna y estratégica de los protocolos de bloqueo entomológico-ambiental, basado principalmente en la delimitación de perifocos, según corresponda:
a. Desinsectación en 200 metros a la redonda de la residencia y domicilio laboral del caso (perifoco).
b. Inspección entomológica del 100% de las unidades domiciliarias que forman parte de los perifocos, con el objetivo de identificar y eliminar criaderos.
c. Ingreso a plataforma MIDAS de la georreferenciación de las casas inspeccionadas y los resultados obtenidos de dicha inspección, para evaluar a través de mapas la ampliación del perifoco, según corresponda.
d. Estrategias de comunicación de riesgo en medios locales y educación sanitaria a grupos específicos (instituciones, organizaciones sociales y étnicas, residentes, turistas, entre otros).
7.- Reforzar la Atención y manejo clínico.
a. Refuerzo de la capacitación a los profesionales de Salud.
8.- Entrega de repelentes y folletería a viajeros que ingresan de áreas con presencia del vector (Ej. Polinesia Francesa).

 
Referencias
1.- https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/yellow-fever
2.- http://epi.minsal.cl/wp-content/uploads/2020/08/Minuta_dengue_DENV2_AUTOCTONO_22.pdf

Actualizado el 27 de enero de 2022.