Gastroenteritis por Vibrio Parahaemolyticus

 

 

El Vibrio parahaemolyticus es una bacteria entérica gram negativa, halofílica (requiere sal para su desarrollo), de la misma familia del Vibrio cholerae que produce el cólera. 

 

Reservorio: Las costas marinas son su hábitat natural y se encuentra permanentemente en ella. En la época de calor se encuentra en las aguas litorales, peces y mariscos, mientras que en la época fría se encuentra en los sedimentos marinos.

 

Cuadro clínico: Produce un cuadro intestinal (enteritis) caracterizado por  diarrea acuosa y cólicos abdominales, que puede acompañarse de náuseas, vómitos, fiebre y cefalea. Generalmente es autolimitado y dura alrededor de 3 días, siendo el rango de 1 a 7 días. En los casos más severos puede producir un sindrome disentérico caracterizado por heces con sangre y fiebre alta. La muerte por esta causa es muy rara.

 

El diagnóstico etiológico se realiza por el aislamiento de vibriones en deposiciones o en sangre (esto último en casos invasivos).

 

Período de incubación: De 4 a 30 horas, generalmente entre 12 y 24.

 

Mecanismo de transmisión: Principalmente por la ingestión de mariscos  crudos o mal cocidos. También se puede transmitir por la contaminación cruzada por la manipulación de mariscos u otros alimentos crudos o enjuagar éstos con agua contaminada. Existe mayor probabilidad de adquirir la infección en los meses más cálidos del año. El transporte o almacenamiento de productos del mar sin las condiciones adecuadas de refrigeración favorecen su proliferación y la posibilidad de infectar. Se considera que la enfermedad puede producir con una ingesta de 1.000.000 de vibriones.

 

Es baja la probabilidad de que se produzca infección por la exposición de heridas o mucosas al agua de mar contaminada (cuando ésta es tibia).

 

No se transmite de persona a persona.

 

Distribución de la enfermedad: Se han notificado casos esporádicos y brotes en muchos países del mundo. Los brotes son de fuente común y origen alimentario, donde los alimentos inculpados han sido mariscos mal cocidos (ostras, almejas principalmente). Los casos se presentan más frecuentemente en meses cálidos. Todas las personas son susceptibles a la infección.

 

 

 

 

Manejo del caso:

El cuadro es autolimitado y la medida principal es la hidratación para reponer los fluídos perdidos por la diarrea. El tratamiento antibiótico en la mayoría de los casos es innecesario, puesto que no se ha evidenciado que disminuya la severidad o duración de la enfermedad. En los casos severos se puede utilizar tetraciclina, ampicilina o ciprofloxacino; la elección dependerá de la susceptibilidad del agente.

Ante un cuadro de gastroenteritis por Vibrio parahaemolyticus debe sospecharse y, si corresponde, investigarse la eventual presencia de un brote. Para tales efectos, debe darse aviso, por la vía más expedita, al Servicio de Salud correspondiente al establecimiento de atención.

 

Medidas de prevención: La principal medida de prevención es consumir los productos del mar bien cocidos. Se considera que el Vibrio parahaemolyticus muere al alcanzar una temperatura de cocción de 70° C por 15 minutos. También se señala en la literatura médica evitar el contacto de heridas con el agua del mar.

 

 

Bibliografía